El aguacate está indicado para la diabetes tipo 1 y 2. Gracias al contenido de manoheptulosa en él, ayuda a reducir el azúcar en la sangre, mejora la absorción de glucosa por parte del cuerpo. Según una investigación realizada en los países bajos, el consumo constante de esta fruta reduce sustancialmente la probabilidad de desarrollar diabetes mellitus tipo 2. Esto se debe al hecho de que la fruta contiene vitamina K1, que previene la aparición de esta enfermedad.